Replica Watches Replica Rolex Watches

¡Colombia es Mundial!

El combinado patrio fue cauteloso, esperando descubrir el planteamiento del rival. Foto: EFE

Colombia se abraza este martes en el mismo sentimiento ¡estamos en el Mundial! es el grito de lucha de esta noche en todos los rincones del país luego de que la Tricolor, a 2.930 kilómetros de distancia, sellara con un empate, su anhelado pase a Rusia 2018.

Fue un partido intenso, con dos selecciones que se cuidaron desde el comienzo, siendo conscientes de que un error podría costarles el Mundial. El combinado patrio fue cauteloso, esperando descubrir el planteamiento del rival.

Aunque Perú se acercaba por el costado derecho, la Tricolor fue la primera en llegar al arco contrario. A los cinco minutos llegó el primer susto para Perú, tras una llegada de Frank Fabra, que la defensa peruana terminó enviado al tiro de esquina.

Tras la acción el partido volvió concentrarse en la mitad de la cancha, hasta que James Rodríguez, con un remate de media distancia fuera del área, exigió al portero Pedro Gallese, quien detuvo el disparo con las manos.

Aunque Colombia no era la dueña del balón, generaba las opciones más claras del compromiso, creando juego colectivo.

Al 21, la Tricolor volvió a acercarse al arco peruano con una llegada de Duván Zapata, que hizo una diagonal por derecha para centrarle a Falcao García, que se encontraba en la mitad del área, pero el ‘Tigre’, ni James, que estaba cerca al palo, lograron interceptar el pase.

La intensidad del juego volvió a bajar en Lima. Perú controlaba el balón, mientras que la Tricolor esperaba una oportunidad para salir en la contra. Perú, de a poco, creaba opciones de gol pero, para fortuna cafetera, no las concretaba.

Unos minutos después reaccionó Colombia con el goleador. Falcao conectó un pase en el área pero su remate de cabeza fue a dar a las manos del arquero.

José Pekerman confió en sus pupilos y para la segunda etapa mandó a los mismo 11 a la cancha. Perú, en cambio, movió el banco y mandó a Miguel Araujo por Alberto Rodríguez Valdelomar.

El panorama no cambiaba en el estadio Nacional de Lima. Brasil le ganaba a Chile y Messi levantaba a la Argentina en Quito. Pero Colombia no hacía su tarea y continuaba en zona de repechaje. Hasta que el 10, el siempre líder James Rodríguez, se visitó de héroe y puso a la Selección en el Mundial.

Nadie lo podía creer. James, el mejor jugador del Mundial de Brasil. El 10 que no se notó en el duelo ante Paraguay en Barranquilla se hizo sentir otra vez, y de qué manera en Lima. El jugador del Bayern Múnich, remató al arco luego de que Falcao le dejara el balón en el área ¡Colombia celebra salta grita! ¡Colombia está en Rusia!

La fecha que la Selección necesitaba para clasificar de manera directa al Mundial se estaba dando. El gol le dio la tranquilidad a Colombia, mientras que los incas comenzaron a desesperar.

Colombia se afianzó en la cancha y a diferencia del juego en Barranquilla contra Paraguay, dejó ver experiencia y manejo de partido, con James, el aguante de Falcao y Duván en ataque y la seguridad del trabajo táctico de los demás colombianos.

Sin embargo, en una acción discutida y de desconcentración de David Ospina, Paolo Guerrero marcó el empate a los 75 minutos, en un tiro libre indirecto que pateó directo y como Ospina tocó el balón antes de entrar al arco, ese toque validó el tanto del empate de los peruanos, que los regresó al repechaje y dejaba a Colombia cuarto y clasificado.

En el final, Colombia tuvo el oficio que no tuvo en Barranquilla y aunque Perú lo intentó, con experiencia dejó pasar los minutos para quedarse con el tiquete a Rusia-2018 junto con Brasil, Uruguay y Argentina, dejando en Perú el cupo para disputar el repechaje contra Nueva Zelanda.

El Colombiano