Datos y curiosidades sobre el corazón

Replica Watches Replica Rolex Watches

Datos y curiosidades sobre el corazón

Durmiendo o despiertos, nuestro músculo cardiaco sigue trabajando duro y bombeando tanta sangre que podríamos llegar a llenar cerca de un millón de barriles en toda una vida. Foto: Muy Interesante

El  corazón es un órgano sorprendente. No solo es el músculo más fuerte que poseemos, es el embajador de las emociones, sin él no podríamos vivir, pues es el responsable de irrigar vida a todo nuestro cuerpo.

También es el órgano al que escritores y románticos de todas las profesiones imaginables han dedicado algunas de sus mejores obras. Así, a pesar de que sabemos que el responsable del enamoramiento es el cerebro, es el corazón el que sigue usándose como símbolo del amor y la  pasión en todo el mundo.

El sistema cardiovascular está compuesto por el corazón y los vasos sanguíneos y es el que hace circular la sangre por el cuerpo para suministrarle oxígeno y nutrientes. El corazón bombea la sangre rica en oxígeno y nutriente, manteniéndola en movimiento en el cuerpo dentro de un circuito cerrado.

¿Y los latidos? El sistema eléctrico del corazón es el que controla la velocidad de los latidos. En concreto, este late unas 115.000 veces al día, esto es, una media de 80 veces por minuto o unas 42 millones de veces al año.

A lo largo de una vida promedio, el corazón humano llegará a latir más de 3.000 millones de veces, pues el corazón no descansa nunca. Durmiendo o despiertos, nuestro músculo cardiaco sigue trabajando duro y bombeando tanta  sangre que podríamos llegar a llenar cerca de un millón de barriles en toda una vida.

El día mundial del Corazón se celebra cada año el 29 de septiembre. Y lleva celebrándose sin interrupción desde el año 2000 para dar a conocer al público las enfermedades cardiovasculares, su prevención control y tratamiento.

La Fundación Española del Corazón nos recuerda que si todos lleváramos una alimentación sana y practicáramos  ejercicio con regularidad estaríamos dando unos pasos clave para conseguir que las enfermedades cardiovasculares dejen de ser la primera causa de muerte en el mundo. Y es que, si no cambiamos nuestros hábitos de estilo de vida, las estimaciones apuntan a que esa cifra crecerá y alcanzará los 23 millones de muertes en 2030.

Para evitarlo, come y bebe bien; vigilar tu nivel de glucosa en sangre; mantente físicamente activo; controla tu presión sanguínea; abandona el tabaco si eres fumador y mantén a raya tus niveles de colesterol y tu IMC (Indice de Masa Corporal).

¿Late igual el corazón de un bebé que el de un hombre adulto?

El corazón late aproximadamente 100.000 veces por día. Teniendo en cuenta que el corazón de un adulto late entre 60 y 80 veces por minuto, el de los bebés lo hace bastante más rápido: los corazones de los recién nacidos laten de 70 a 190 veces por minuto.

El corazón late unas 80 veces por minuto

Este preciado y perfecto músculo bombea rítmicamente la sangre oxigenada del corazón a los tejidos de nuestro organismo. Y lo hace sin descanso unas 80 veces por minuto incluso antes de nuestro nacimiento, cuando aún nos encontramos en la placenta (con apenas 4 semanas). Gracias a ello, los nutrientes llegan a todas las células necesarias para que puedan llevar a cabo sus funciones. A lo largo de un día, una media de 100.000 latidos bombearán en torno a 8.000 litros de sangre, según el Texas Heart Institute. Si el corazón fuese una fuente, su potencia haría que la sangre alcanzara los 10 metros de altura.

El corazón tiene el tamaño de un puño grande cerrado

Aproximadamente su tamaño es este y su importancia es tal, que sabemos que si este deja de latir, el oxígeno deja de llegar al resto de órganos de nuestro cuerpo, provocándonos finalmente la muerte. Puede pesar entre 200-425 gramos. El corazón puede latir fuera del cuerpo humano ya que este genera sus propios impulsos eléctricos. Por géneros: El corazón pesa entre 280 y 340 gramos en los hombres y de 230 a 280 gramos en las mujeres.

La imponente energía del corazón

El corazón realiza más trabajo físico que cualquier otro músculo del cuerpo. Cada día, bombeando a una velocidad de 1,6 metros, el corazón humano genera energía como para desplazar un vehículo durante 32 kilómetros. Según la Fundación Española del Corazón, el corazón bombea 5 litros de sangre cada minuto (lo que denominamos gasto cardíaco). En el plazo de toda una vida, bombeará 1,5 millones de barriles de sangre.

Cuando el corazón se apaga

7,2 millones de personas mueren de enfermedades cardíacas cada año pero, durante el siglo pasado su ascenso ha sido constante, sobre todo en los países industrializados. En el caso de Estados Unidos, es la causa principal de fallecimiento de hombres y mujeres con casi 700.000 vidas al año, el 30% de todas las muertes al cabo de un año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Oxigenando el corazón

Según la Fundación Española del Corazón, escuchar música mientras se hace ejercicio, es una de las formas más efectivas de ayudar a la oxigenación del corazón. Esto se debe a que la música aumenta hasta en 25% el diámetro de los vasos sanguíneos, así como la oxigenación de este trabajador sin descanso.

La red del corazón

El corazón empuja la sangre contenida en las arterias, las venas y los capilares. Según la Fundación Española del Corazón, los capilares forman una red de más de 80.000 kilómetros dentro de un organismo. Suficiente para dar dos veces la vuelta a la circunferencia de la Tierra. La aorta tiene un diámetro de aproximadamente 2,5 centímetros.

El animal con el corazón más grande

La obra de ingeniería natural más colosal. El corazón más grande del mundo pertenece a la ballena azul, cuyo gigantesco corazón puede alcanzar los 680 kg (como un coche pequeño) y ser tan alto como una persona.

¿Cuándo se producen más ataques el corazón?

Los días festivos son más delicados. El día de Navidad, el 25 de diciembre, ocupa el primer puesto en número de infartos, seguido del 26 de diciembre, y en tercer lugar, el 1 de enero.

¿Por qué se sitúa el corazón a la izquierda?

Una investigación de la Unidad de Neurobiología del Desarrollo del Instituto de Neurociencias de Alicante (España) descubrió que una serie de genes 'empujan' al corazón durante el proceso embrionario hasta su posición final en la mitad izquierda del cuerpo. Y su posición, es fundamental para que exista una concordancia adecuada con las  venas y arterias del organismo.

¿Existe el cáncer de corazón?

Existe, pero es muy poco habitual. El  cáncer de corazón es bastante inusual porque las células cancerígenas obtienen su energía de su capacidad para dividirse y multiplicarse. Esa expansión masiva y descontrolada es la clave. Sin embargo, a diferencia de otros órganos, las células del corazón dejan de dividirse justo tras nacer, puesto que este está formado casi en su totalidad por músculos. Por ello, el cáncer de corazón solo se da en recién nacidos que lo han desarrollado durante la formación del corazón estando aún en el útero.

Beneficios del sexo para el corazón

Tener  orgasmos tres veces a la semana disminuye un 50% nuestro riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. En general, cualquier ejercicio que active nuestro ritmo cardíaco será positivo para mantener la salud de nuestro corazón.

Morir por un corazón roto

¿Es posible? Así es. Si nos vemos sometido a un estrés físico o emocional intenso, como la pérdida de un ser querido puede rompernos literalmente el corazón. Se conoce como " síndrome del corazón roto" o cardiomiopatía de Tako-tsubo, y se presenta con síntomas similares a los de un ataque cardíaco, pero temporal y reversible, pues no deja secuelas.

¿Todas las partes del cuerpo reciben sangre?

Pues no, hay una región de nuestro organismo que no recibe  sangre del corazón y es la única. Se trata de las córneas (la parte frontal transparente del ojo que permite el paso de la luz desde el exterior al interior del ojo y protege el iris y el cristalino). ¿Cómo funciona sin sangre? Gracias a los líquidos que bañan la córnea. En el exterior, la lágrima y los nutrientes de la conjuntiva y, en el interior, la córnea está bañada por el humor acuoso, donde también hay nutrientes disueltos.

¿Cuánta sangre va al cerebro?

El  cerebro se lleva buena parte de la sangre, pero no es el órgano que más porcentaje ostenta. Entre el 15 y el 20% de la sangre bombeada por el corazón va directa hacia el cerebro, pero son los riñones los que se llevan mayor cantidad de sangre: el 22% de la sangre que bombea el corazón se dirige a los riñones (los órganos principales del sistema urinario).

El corazón de las mujeres late más rápido que el de los hombres

Aunque el corazón es el músculo que bombea la sangre rica en oxígeno y nutrientes a los tejidos del cuerpo a través de los vasos sanguíneos, hay diferencias respecto a hombres y mujeres. De media, las mujeres suelen tener unas 10 pulsaciones más que el hombre, cuando hay un esfuerzo físico. Esto se debe a que las mujeres poseen un corazón más pequeño y, por tanto, el órgano envía menos sangre en cada latido. Para compensarlo, se producen más latidos.

¿Cuándo tuvo lugar el primer trasplante de corazón?

El primer  trasplante de corazón tuvo lugar el 3 de diciembre de 1967. El cirujano que lo llevó a cabo fue el sudafricano Christian Barnard y su paciente fue el tendero Lois Washkansky. Washkansky murió el 21 de diciembre de 1967 pero no a causa de su corazón -pues el trasplante fue un éxito-, sino por una neumonía a causa de la debilidad de su sistema inmune.

Beneficios de la risa para el corazón

La risa tiene impresionantes beneficios para nuestro corazón, ya que es capaz de aumentar la circulación de la sangre hasta en un 20%. Desde la Fundación Española del Corazón, señalan que reír activa los sistemas los sistemas respiratorio, neurológico y cardiovascular, y aumenta la liberación de endorfinas, que ayudan a la vasodilatación.

Sincronización de corazones

Un estudio llevado a cabo en Suecia y publicado en la revista Frontiers in Neuroscience, expuso que los cantantes de los coros no solo armonizan sus voces, sino que además sincronizan los latidos de su corazón. Según los expertos, esto ocurre porque los cantantes coordinan su respiración.

Los beneficios del amor

Estar enamorado es bueno para el corazón. Cuando vamos a ver a la persona querida o incluso en nuestra primera cita, el corazón late más deprisa, a unas 130 pulsaciones por minuto, lo que beneficia la capacidad muscular, la presión arterial máxima y la producción de glóbulos rojos. Los besos también son sanísimos, pues de nuevo aumentan las pulsaciones de nuestro órgano motor.

Muy Interesante