Alarma por aumento de niños con tendencias depresivas

El porcentaje se duplicó en casi una década. Foto: Google

El porcentaje de niños y de adolescentes hospitalizados por pensamientos o acciones suicidas en Estados Unidos se duplicó en casi una década, según un nuevo estudio. El aumento constante en las admisiones debido a tendencias suicidas y a serias autolesiones ocurrió en 32 hospitales de niños de todo el país entre el 2008 y el 2015, de acuerdo con los investigadores. Los niños y jóvenes analizados tenían entre 5 y 17 años, y aunque hubo un incremento en todos los grupos de edades, el mayor repunte se registró entre las adolescentes.


“Nos dimos cuenta de que en los últimos dos o tres años un número cada vez mayor de camas de nuestros hospitales no están siendo utilizadas para tratar a niños con neumonía o diabetes; son usadas por aquellos que esperan ser ubicados porque tienen tendencias a realizarse daños a sí mismos”, dijo el doctor Gregory Plemmons, quien presentó el estudio y es profesor asociado de pediatría en el Hospital de Niños Monroe Carell Jr. en Vanderbilt.
 

 

El incremento de la tasa entre los menores de edad refleja los números de los adultos, de acuerdo con Plemmons. Las cifras de los más pequeños se duplicaron con creces durante el periodo estudiado, aumentando de un 0,67% en menores admitidos en hospitales en el 2008 a un 1,79%, en el 2015.

Las mujeres son más propensas a intentarlo, pero los hombres en general son más inclinados a lograrlo”, explica. Y agrega un hallazgo “realmente interesante” que no había visto en ningún otro estudio. “Cuando miramos el número de niños que esperaban ser ubicados o admitidos al mismo tiempo, mes a mes, vimos una gran diferencia entre los meses”, dice. “El mes del año con la menor cantidad de pensamientos e ideaciones suicidas es julio. Y esos números aumentan justo cuando comienza el colegio”. Los picos se registran en el otoño y en la primavera, con una pausa en el verano. La razón del problema es “la pregunta del millón de dólares”, expresó el especialista.

Fuente: Nueva Prensa