Replica Watches Replica Rolex Watches

Natación temprana para bebés y niños pequeños

El bebé se gestó en agua y cuando regresa a ella recupera sensaciones. Foto: Google

Un recién nacido parece frágil y dependiente, pero habita en él un pequeño explorador que viene preparado a tomar el mundo que lo rodea. El bebé se gestó en agua y cuando regresa a ella recupera sensaciones que lo ayudan a integrar lo nuevo del mundo.

En las clases de natación, junto con sus padres, el bebé enriquecerá su capacidad de observación y exploración, y también el desarrollo de su seguridadbásica, a través de constantes descubrimientos que construirán en él la fórmula mágica: «Yo puedo». Integrarse al mundo a través de actividades tempranas relacionadas con el agua es más que unseguro de vida: el cuerpo se enriquece con cada vivencia en una construcción activa. Todo lo que reciba tendrá influencia, no solo en el desarrollo de sus habilidades motrices, sino también en la calidad de su construcción socioafectiva e intelectual del mundo. La actividad acuática, sostenida y orientada, provoca estados placenteros y duraderos. Y sobre todo, favorece la curiosidad y la actividad espontánea de los niños, desarrollando la creatividad y la autoestima.

 

Consejos para elegir una piscina 
Una vez hayamos tomado la decisión de llevar a nuestro bebé a la piscina, deberemos elegir una instalación que pueda ofrecernos todas las garantías y las prestaciones necesarias para la matronatación. Es importante que la temperatura del agua no sea inferior a 32º, que el nivel de coloración esté entre el 0,5% y el 0,6%, y que el agua esté bien tratada para evitar posibles infecciones. 

Deberemos elegir una instalación que pueda ofrecernos todas las garantías. Foto: Google

Deberemos elegir una instalación que pueda ofrecernos todas las garantías. Foto: Google

El entorno de la piscina debe estar adecuado para los niños: juguetes, colchonetas, pelotas, música y un buen ambiente para que el niño se encuentre motivado a la hora de desarrollar esta actividad. 
Al igual que el pabellón climatizado donde se encuentre la piscina, la zona de vestuarios también ha de estar bien acondicionada, debiendo cumplir todas las normas de higiene. Si éste se encontrase lejos de la zona de baño, las mamás o papás tendrán que secar y vestir bien al niño para que no coja frio en el trayecto. 
Si se dan todas estas condiciones, la piscina será ideal para que nuestro bebé conozca todas las experiencias que el agua le puede brindar. Tal y como señala el fisioterapeuta Antonio Bretones Fernández,  en esta situación el “bebé permanecerá cómodo, sin ningún problema para desarrollar la clase de forma amena y placentera”.

 

Fuente: http://www.hola.com