Algunos mitos en el cuidado del recién nacido

Replica Watches Replica Rolex Watches

Algunos mitos en el cuidado del recién nacido

Foto: Google

Después de una larga espera de 9 meses, finalmente llega y ya está con nosotros nuestro amado y deseado hijo, pero entonces surgen muchas preguntas y dudas respecto a su salud y/o enfermedad.  

Foto: Google

Foto: Google

 Trataremos de abordar algunas muy frecuentes, sin dejar de admitir que todas son importantes.

Lactancia materna: la leche de mamá tiene múltiples beneficios conocidos y reconocidos y por eso ha sido la elección ideal, Aquí algunos datos de conviene saber: 

La leche humana tiene una digestión muy rápida, mucho mayor que las fórmulas infantiles, por lo que la sensación de plenitud (llenura) será menor si la comparamos con las fórmulas infantiles. Por eso lactan más seguido, (los primeros días hasta cada hora). 

Le puede interesar: Viajando con tu hijo por Perú

Mientras los bebes están lactando, la mamá escuchará el movimientos de los intestinos del bebe (“crujir las tripitas”) y casi inmediatamente presentaran una deposición abundante, a veces “explosiva” con líquido a veces, generalmente amarilla aunque puede ser incluso verdosa. 

El color “verde” de las deposiciones no significa frío, tampoco infección. Pueden entonces presentar deposiciones muy frecuentes hasta cuantas veces lacten. 

No hay un alimento en especial (quinua, cacao, avena, etc.) que por sí solo incremente la producción de leche materna. Es el estímulo producido por la succión de su bebe lo que asegura su producción.

Todos los bebes a esta edad pujan, se ponen “colorados” y se retuercen, se congestionan, estornudan, suspiran y les da hipo: pero tranquilícese, todo esto es normal.

La fontanela (“mollerita”) corresponde a la separación de los huesecitos del cráneo, no están unidos pues dejan un espacio que cede y asegura el crecimiento de su cerebro. Esta fontanela se cerrará después del año de edad y no necesita ningún cuidado en especial. 

Le puede interesar: Cólicos ¡Inevitables!

El ombligo (cordón umbilical restante) se caerá en la segunda semana de vida, únicamente limpie la base del mismo con alcohol no yodado. Puede haber un líquido sanguinolento por algunas semanas. 

Por ninguna razón utilices ombligueros, fajeros, “puntas”, botones, cintas adhesivas ni monedas en la creencia que así evitarás hernias. El ombligo involucionará (“se meterá”) progresivamente en el primer año de vida; un porcentaje menor lo hará hasta los 03 años de vida. 

Su piel se descamará progresivamente y a la tercera semana habrá comprendido toda su piel. No son necesarios los aceites o cremas. Tampoco se “escaldará” sin practica el cambio frecuente de pañales.

http://rpp.pe