Enséñale a tu hijo a ser el hermano mayor

Replica Watches Replica Rolex Watches

Enséñale a tu hijo a ser el hermano mayor

El hijo mayor fue único, tuvo a sus padres en exclusividad y formó con ellos un trio perfecto en el cual recibió todas las atenciones. Cuando llega un nuevo hijo al hogar, el equilibrio de la familia se tambalea y cambia, para volver a organizarse de una forma diferente. La llegada de un hermano, es una situación de estrés para un niño, y debemos aprender a afrontarla con la mayor naturalidad del mundo.

Lo más probable es que tu hijo mayor responda de muy diversas formas: a veces estará fascinado, otras celoso, desinteresado, curioso o colgado de ti.

Con la llegada de un nuevo hijo a la familia, la mayor dificultad para el niño es aceptar que ocupará el lugar de hermano mayor y que dejará de ser y estar en el centro de la escena familiar.

Inicialmente, lo más difícil y doloroso es que tendrá que aprender a compartir a mamá y a papá. La reacción de tu primogénito a la llegada del bebé puede ser retarte o volver a un comportamiento más infantil. Puede que también busque expresar sus sentimientos golpeando al bebé, jalándole del brazo, o quitándole sus juguetes. Una cosa que le puedes decir es: "Quiero que trates al bebé con cuidado. Los golpes duelen.

Cuando estas embarazada de tu segundo hijo, es necesario que involucres desde el principio a tu primer retoño. Cuando el bebe esté dando pataditas en tu panza, dile a tu pequeño que se acerque y las sienta. Pueden sentarse y decirle que te ayude a elegir un nombre para su hermanito.

Poco a poco deben ir por las compras del bebé. Dile que por favor te ayude con una u otra cosa para que se sienta útil. Si es posible, llévalo a las consultas médicas, explícale acerca del crecimiento del bebé, dile de que tamaño se encuentra.

Ya, cuando nace el bebe, tu como madre siempre estarás con él. Puede ser un buen momento para que el padre pase más tiempo con el hijo mayor, haciendo actividades como jugar, ir al zoo, pasear, jugar videojuegos, para que no sea tan notorio que no le estas dando el 100% del tiempo como antes.

Es muy importante valorar las acciones del hermano mayor: al bañarlo si te pasa el jabón, o un pañal al cambiarlo, dale las gracias para que vea que hizo un buen trabajo para beneficio de su hermanito bebé. Déjalo que consuele a su hermanito cuando él llore, dándole palmaditas suave en la espaldita y así el hermano mayor se tomara muy en serio su papel.

También es aconsejable pasar tiempo a solas con tu niño mayor. Ahora sabemos que el tiempo es limitado por el nuevo bebé, pero hay que buscar el tiempo para compartir con el hermano mayor. Si tu primogénito no quiere involucrarse con el bebé, no lo fuerces. La manera en que muchos niños se adaptan a la nueva situación es ignorando a sus hermanitos, al menos durante un tiempo. No es sencillo, lleva tiempo y no se le puede exigir al niño que, instantáneamente, quiera a su hermanito nuevo.

En definitiva, garantizarle al niño que el amor no está en juego y que su mamá está igualmente atenta y disponible más allá de que prácticamente no puede estar tanto tiempo con él como antes y en el momento exacto que demanda.

Si eres cariñosa con los dos y concedes a tu primogénito algún privilegio por ser el mayor, podrás reprenderle siempre que tengas que hacerlo, sin que se sienta mal por ello. Tu actitud serena y tus muestras de afecto hacia los dos reyes de la casa acelerarán su proceso de adaptación.

La Polilla De Libro