¡Padres perezosos!

¡Los mejores regalos que pueden dar los padre a sus hijos es  la educación y atención!